50 cosas sobre mí

Sé que es bastante difícil pedir confianza y fidelidad a alguien que no conoces. Por eso he dispuesto desde el minuto uno del blog respuestas a preguntas tan básicas como mi nombre real, mi ocupación, el origen de mi seudónimo y otros muchos temas. No obstante, hay otras cosas que creo pueden ser un tema de interés para ustedes.

Me cago en… Mi año 2016

Me da igual que este año haya estado lleno de descubrimientos científicos que podrían cambiar por completo asuntos tan trascendentales como la percepción de nuestro Sistema Solar o el almacenamiento masivo de información electrónica. Me da igual, también, que este año haya segado las vidas de notables artistas y actores de los años 80 tales como Prince, George Michael, David Bowie o Carrie Fisher. Sobre todo, me da igual que Estados Unidos, dentro de su sistema electoral anquilosado, desfasado y bipartidista, eligieran como presidente a un símbolo de lo más negativo que puede ofrecer la sociedad americana (el país se llama América, Estados Unidos es su forma de organización, métanse sus protestas al respecto por la tráquea y denle vueltas por dentro) como Donald Trump y que la alternativa fuera igual de mala o peor. Y diría más, ni siquiera me importa el hecho de que España, ese país al que los canarios pertenecemos en calidad de antigua colonia que no quieren soltar por orgullo, se haya pasado casi un año sin gobierno y haya, de hecho, mejorado levemente durante ese período. No, todo eso me da igual. Porque para mí, el ya pasado año 2016 fue una puta mierda supurante.

El Rincón de Pensar – El acoso escolar con Peter Parker

Lo conocemos por falsos anglicismos como mobbing o bullying, nos pensamos que la violencia en los videojuegos la fomenta y que es uno de los muchos síntomas que demuestran que éste mundo en el que vivimos se cae a cachos. Sin embargo, ¿es todo eso verdad? ¿Es el acoso escolar un fenómeno tan reciente como pensamos?